El guacamole es considerado como una de las salsas más representativas de la gastronomía mexicana. Sus elementos son sinónimos de identidad y orgullo nacional, y al mismo tiempo son un recuerdo de la rica historia que conforma a esta nación.

Esta guarnición tiene su origen en los pueblos nahuas de la antigua Tenochtitlán. Su elemento fundamental es el aguacate; un fruto originario de México y Centroamérica. En el siglo XVI, esta salsa estaba conformada por tan sólo tres ingredientes: aguacate, jitomate y chile;
Guacamolelos cuales eran machacados en un molcajete hasta alcanzar una textura suave y homogénea.

Con la llegada de los españoles, también llegaron nuevas frutas, verduras, hierbas y cereales, los cuales fueron integrados en la gastronomía náhuatl durante la fusión de ambas culturas. Tal es el caso del limón, la cebolla y el cilantro, elementos que hoy en día se consideran indispensables para la preparación del guacamole contemporáneo.

¡Ven a Iguanas Ranas y prueba nuestro auténtico guacamole!